Espacios Espacios Espacios Espacios

25 sept. 2017

[Reseña] Perfect



En cuanto vi esta preciosa portada en las novedades de la editorial quise hacerme con él porque sabía que era una historia que iba a disfrutar y que me iba a tocar el corazón para hacerme pensar mucho. Me encanta leer este tipo de novelas y cuando me llegó a casa, gracias a la editorial que me la mandó, no me duró más de dos días de lo mucho que me enganchó. 

Perfect nos cuenta la historia de Amanda y Noah, quienes nacieron el mismo día por una diferencia de tan sólo un minuto. Desde ese momento y gracias a sus madres, los dos se convirtieron en mejores amigos a un nivel enorme tras pasar toda su infancia prácticamente pegados el uno al otro. Conforme van pasando los años y Amanda y Noah se van haciendo mayores todo va a ir cambiando poco a poco. Amanda no para de compararse con su hermana, quien para todo el mundo era perfecta, en absolutamente todo. Luego empezará a ver a Noah como algo más que un simple mejor amigo, teniendo sentimientos muy profundos por él. Sin embargo, sus inseguridades harán que se lo guarde para ella y prefiere seguir teniéndolo como hasta ahora. A partir de ahí, todo se desarrollará con sucesos que los pondrá a ambos contra la pared, haciendo salir todo lo que siente el uno por el otro como nunca y haciendo cosas que cambiará el rumbo de sus vidas para siempre.


—... Eres la primera chica en la que me fijé y la última en la que me fijaré...


No sabía exactamente que me iba a encontrar dentro de este libro cuando lo empecé porque la sinopsis apenas te cuenta de qué va la historia. A pesar de esto mis ganas eran muy grandes porque todo lo que he oído de ella eran buenas críticas (llegando a ser incluso la mejor lectura del año de algunas personas) así que quise ver si a mí me parecería igual de buena y, aunque no ha sido de lo mejor que he leído, sí que me ha parecido una novela preciosa y llena de mensajes sobre los que reflexionar. Al principio puede parecer una historia un poco infantil ya que los personajes apenas llegan a los diez años, sin embargo, la trama está perfectamente explicada para que lo vayas entendiendo todo sin dudas desde la primera páginas. Además, los años van pasando deprisa, contándote lo justo de cada etapa para luego pasar a la parte más interesante e intensa de la novela. Los temas que se tratan dentro de ella me han gustado porque son cosas por las que cualquiera puede pasar y con las que es fácil reconocerse enseguida. Luego, Alison G. Bailey tiene una forma de narrar que me ha cautivado por completo; incluso me ha tenido pegada a sus páginas desde la primera frase y apenas he soltado el libro hasta acabarlo. Tiene muy buenas frases que se han quedado conmigo para siempre y que han hecho que la historia sea aún más especial. Narrado en primera persona por Amanda, nuestra protagonista, de quien tengo algunas cosas que decir pero que como narradora ha sido una maravilla, sobre todo, para poder vivir esta historia desde su punto de vista.

Les toca el turno a los personajes:
Empecemos con Amanda, quien ha vivido siempre a la sombra de su hermana. Para nadie ella era perfecta como lo era su hermana... a excepción de una persona. A pesar de esto y durante mucho tiempo, Amanda ha tenido muchos complejos e inseguridades que han hecho que las buenas cosas que tenía la vida preparada para ella pasaran de largo. Y, además, todo se vuelve más duro cuando va creciendo y los sentimientos que tiene hacia su mejor amigo se van incrementando. Con este personaje tengo sentimientos encontrados porque por una parte me ha gustado mucho y por otra no tanto. Me ha gustado lo real que me ha parecido el personaje ya que me he sentido muy identificada con ella en muchos momentos y he sentido la historia mucho más gracias a ella y a eso. Sin embargo, lo que no me termina de convencer es la actitud que tiene durante la mayor parte de la novela ya que prácticamente se hace daño a sí misma con su comportamiento y eso me ha puesto muy de los nervios, que incluso entran ganas de darle un buen golpe para bajarla de las nubes y enseñarle lo que se está perdiendo por tener todas esas cosas metidas en la cabeza. Al final no ha sido para tanto pero me he visto en situaciones de resoplo continuo por culpa de Amanda.
Y luego tenemos a Noah, el mejor amigo de Amanda desde la infancia. Han pasado toda su vida juntos y apenas se separaban. Se conocen el uno al otro como si fueran hermano, sin embargo, todo cambia cuando empieza a pasar el tiempo y ambos no se ven como mejores amigos sino que sientes algo más. Noah es el que verdaderamente expresa sus sentimientos de forma real pero a pesar de esto no le sirve para mucho. Es personaje es un SANTO, con todas las letras y en mayúsculas. Cualquiera querría tener a una persona como Noah a tu lado y que además se enamorase de ti como él lo está de Noah. De él me ha gustado absolutamente todo y la verdad es que es lo que más me ha gustado de la novela porque cada vez que aparecía era una maravilla. Todo lo que hace durante la novela lo veo totalmente justificado, a diferencia de Amanda. Enamora desde el primer momento por ese afán de protección y cariño que tiene por Amanda. Esta novela merece mucho más la pena sólo por este personaje.


—...Ahora sé que lo único perfecto es el presente porque en él respiramos, nos movemos, amamos y sentimos, y podemos decirles a las personas que están en nuestra vida lo que significan para nosotros.


Este libro se lee sólo de una sola sentada porque engancha de una manera brutal. Yo fui capaz de leerme la mitad del libro en muy poco tiempo e incluso me paré por no terminármelo de una vez y disfrutarlo un poco más. Por otra parte, no quería dejar esta reseña sin decir que este libro no se ha llevado las cinco estrellas por dos cosas: una de ella es el personaje de Amanda, que podría haberme gustado más y otra es por el giro de trama que da un poco más avanzado la mitad del libro. No lo he visto del todo mal porque en la vida real puede llegar a ocurrir pero como que me ha parecido que la autora lo ha metido porque no sabía cómo terminar la historia y para dar un toque un poco más dramático. Aun así, Perfect es una novela que voy a recomendar porque tiene una historia preciosa y un personaje masculino que merece muuucho la pena conocer y vivir la historia de amor de estos dos porque es maravillosa.

Y por último, el final tengo que admitir que me ha sorprendido mucho porque hasta prácticamente el epílogo no sabía cómo iba a terminar. Es decir, con esa sorpresa de la que os hablo antes tenía muy clara la idea de cómo podría terminar el libro pero, sin embargo, la autora le ha sabido dar un toque me ha gustado y que ha hecho que esta historia sume puntos.

En definitiva, Perfect es un libro que empecé sin saber apenas nada de ella pero que conforme vas leyendo te vas enamorando más y más de ella. Con una trama preciosa, unos personajes inolvidables y una pluma que me ha sorprendido gracias a las muchas frases maravillosas que se quedan conmigo para siempre. Os recomiendo este libro para un día de frío, manta y un café muy caliente.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama esta historia? 😍😍
¡Dejádmelo en los comentarios y os leo! 💗💗

21 sept. 2017

[Reseña] Manhattan Crazy Love



Había oído hablar muy bien de otra trilogía que tiene la autora y que es Todas las canciones de amor que suenan en la radio así que cuando vi esta novedad también de ella dentro del catálogo de la editorial quise probar y empezar con este para ver que me parecía en general Cristina Prada. Ahora que lo he terminado me esperaba más de esta historia pero aun así no me ha dejado con una sensación mala. Es sólo que no ha estado a la altura de mis expectativas.

Manhattan Crazy Love nos cuenta la historia de Katie, una chica que gracias a su mejor amiga acaba trabajando en la misma empresa que Donovan Brent, quien será su jefe, incluso sin tener los estudios ni la preparación requerida para el puesto. Katie acepta el trabajo a pesar de ya tener uno en una cafetería porque está hasta arriba de deudas y el dinero le viene bien. Sin embargo, lo que ella no sabía era que su jefe era un capullo de mucho cuidado que está todo el tiempo riéndose de ella y buscándole las cosquillas como sea. Ella aguanta todo lo que le cae hasta cierto punto, y es que cada vez que hay una pelea entre ellos, la tensión sexual que existe se hace cada vez más y más grande. Katie sabe que no le conviene estar con alguien como Donovant pero los sentimientos hacen lo que quieren con ella.


—Ríndete, por favor. Dame por imposible pecosa, porque ya no puedo más.


Cuando empecé a leer el libro supuse que en el me encontraría una historia más. Para pasar el rato y nada más. Con toques divertidos y que me entretuviera, además de mantenerme pegada a sus páginas, como suelen hacer muchas novelas de este estilo. Pues bien, conforme iba leyendo hubo cosas que no me fueron gustando, que no me han terminado de convencer y que hicieron que la historia bajara puntos para mí. Una de ellas os la explicaré más adelante; otra sería que la trama pasa demasiado rápida para mi gusto, ocurriendo muchas cosas en tan poco tiempo, lo que ha hecho que no me haya creído en absoluto la historia. Es más, todo tenía potencial y podría haber sido mucho más interesante si la autora lo hubiera desarrollado de otra manera que tuviera mucho más sentido. Sin embargo, como autora, Cristina Prada, tiene muy buena pluma y la forma de escribir que tiene me parece adictiva porque, sí, puede que haya cosas que no estuvieran del todo bien dentro del libro pero sabe perfectamente como engancharte hasta terminarlo por completo y eso es algo que siempre tengo muy en cuenta. Luego, está narrado en primera persona desde el punto de vista de Katie, la protagonista, y aunque me ha gustado bastante me hubiera gustado saber mucho más de Donovan y poder conocer más a este personaje y su mente.

Vayamos ahora con los personajes:
Empecemos a Katie, quien está de deudas hasta el cuello y con el trabajo actual que tiene no le llega para pagarlas. Su mejor amiga le tiende una pequeña trampa y acaba trabajando para Donovant Brent, dentro de su empresa. A pesar de estar contenta trabajando con él porque el dinero le viene de perlas, la actitud de su jefe deja mucho de desear, sobre todo, cuando primero la pone de los nervios y luego es demasiado dulce. Este personaje me ha dado muchos comederos de cabeza durante la novela, primero porque no me ha gustado su comportamientos en ciertos momentos del libro ya que no tenían ni pies ni cabeza y luego porque si yo fuera ella las cosas hubieran sido muy pero que muy distintas ya que yo no hubiera soportado pasar por lo que pasa ella en el trabajo con Donovant. Su personalidad iba cambiando de vez en cuando y podía ser soportable y razonable, sin embargo, no me ha terminado de convencer como personaje.
Y ahora tenemos a Donovant, uno de los socios de la empresa en la que Katie trabaja. Le dará el trabajo y, además, lo hará para él como su ayudante en ciertos casos. Sin embargo, entre ellos hay un química impresionante que hace que Donovant se asuste y su reacción sea tratarla lo peor que puede. Este personaje me ha parecido de lo más bipolar e irracional de la novela. De un momento a otro te cambiaba por completo su comportamiento y ni siquiera le coges el ritmo. Luego, las salidas de tono que tenía cada dos por tres no me han gustado y me han parecido un poco excesivas para mi gusto. He leído muchos otros libros que tenían este tipo de personajes en él para darle ese toque de chico que odia el compromiso y en cuanto empieza a tener sentimientos trata a la chica como una mierda y no lo he visto del todo mal, sin embargo, este no lo he podido llegar a soportar.


Le quiero con todo el corazón, pero él no está dispuesto a permitirlo.


El libro, a pesar de sus casi cuatrocientas páginas, me ha parecido muy corto y entretenido ya que como he mencionado anteriormente la historia es muy adictiva y ni siquiera te das cuenta de que avanzas tan deprisa hasta que te encuentras con el último capítulo. Ahora bien, una de esas cosas que os dije que os iba a explicar el porqué de que no me gustara es la historia de amor entre ambos protagonistas, y es que a pesar de mi buena racha que llevaba he vuelto a presenciar un instalove pero de lo más exagerado. Apenas pasan unos días cuando ya todo está consolidado entre ellos a pesar de las idas y venidas del protagonista. Había partes que sí que me han gustado pero otras me parecían surrealistas. Todo esto estoy segura que se debe a la rapidez que os he mencionado de la trama, que ha hecho que la relación no se desarrollara tal y como debía. En general, Manhattan Crazy Love ha sido una historia de la que esperaba algo más pero que me ha dejado con una sensación extraña en el cuerpo.

Y por último, el final de la novela es predecible pero me ha gustado como ha ido evolucionando la historia hasta llegar a él. Ha acabado de una forma completamente acertada para la novela, llena de descubrimientos y cerrar ciertos temas que se estaban quedando en el aire durante la novela.

En definitiva, Manhattan Crazy Love es una novela que me ha introducido dentro de las historias de Cristina Prada y aunque no me ha terminado de convencer por un instalove muy precipitado y una trama que se desarrolla en poco tiempo sí que tengo ganas de leer algo más de ella. 


¿Habéis leído esta historia? ¿Y a la autora? 😏😏
¡Dejadme un comentario y os leo! 💖💖